Sala II


Aperos de huerta y campo, pesos y medidas y otros.

En ella encontramos herramientas y aperos agrícolas que se utilizaban para las obligadas labores agrícolas: azadas, legones, picazas, hoz y corvilla, arado romano, vertedera, ubio o yugos para vacas y bueyes o para mulas y asnos, así como los trillos para el trigo. También hay objetos y utensilios de gremios artesanales; el esparto, (cestas para recoger la hoja de la morera, cernacho o caracolero, cestas para llevar herramientas, para forrar vasijas de vidrio, etc.) la caña, para la elaboración del cañizo (que se utilizaba para el cielo raso en las casas, o el banco de trabajo del talabartero o alpargatero, (en el que se elaboraban las suelas de cáñamo), detalles de la almazara para extraer el aceite de oliva y de utensilios sobre las bodegas para el vino.

Hay diversos objetos que se determinan como medidas de peso, entre las que se encuentran las romanas, las balanzas o la báscula y también para cubicar el cereal, como son las cajas con capacidad para un cuartillo, un celemín o media fanega, además de muchos otros elementos de esta índole.

Un carruaje de lujo, una condesita, donde los señores conducían mientras el criado iba en el asiento trasero.

También encontramos un excepcional Rincón del Tinajero, de una Casa Torre desaparecida, con todos los elementos que la componían, suelo, mosaico, madera, tinajas, lejas, vidrio, platos, vasos, copas, jarras, etc. de los siglos XVIII y XIX.